29 abril, 2019

Para empezar… Caravana o AutoCaravana?

Cuántas veces vas por carretera de viaje y te cruzas con una casa rodante. Confiesa¡¡¡

Alguna vez se te ha pasado por la cabeza como tiene que ser eso de llevar la casa a cuestas?

Pero claro, y dónde se podrá probar un cacharro de éstos…?. Antes de liarte la manta a la cabeza y dejarte impresionar por la infinidad de modelos y tipos de casas rodantes hay una serie de cosas que debes saber.

No es lo mismo una Caravana que una AutoCaravana, aunque presentan muchas coincidencias.

Similitudes y Diferencias entre Caravanas y AutoCaravanas

La caravana no tiene la autonomía que presenta una AutoCaravana. Necesita estar conectada a la red eléctrica para poder encender luces.  Si vas a encender las luces, consumirán de la batería del vehículo, a no ser que tengas una batería auxiliar ( y las caravanas no están pensadas para ello). Puedes hacer chapuzas como poner generadores eléctricos, pero son muy ruidosos y poco considerados con los vecinos, ya sea en camping o al aire libre.

El desagüe del agua sucia no es interno y por estas características es  adecuada para estar en instalaciones como los campings para pasar periodos vacacionales prolongados.

Las  aguas grises en una caravana van directamente al exterior. Una AC tiene depósito para tal efecto de forma interna. Las caravanas no. En  las Caravanas el depósito es móvil y por eso su uso es indicado en campings donde se pueden vaciar los depósitos externos, o conectar la salida con los desagües habilitados en las plazas de camping. Si vas al campo no te vas a encontrar esos desagües habilitados, y si tiras  las aguas grises en cualquier lado no puedes considerarte un campista. Esta opción NO se puede considerar de ninguna manera.

Ten en cuenta el tipo de viaje que quieres realizar

Por lo tanto podemos decir que las caravanas están pensadas para pasar estancias más largas en un mismo punto, mientras que las AutoCaravanas están pensadas para vivir mientras viajas teniendo más autonomía.

Aquí sólo hemos tomado dos puntos que consideramos esenciales para poder vivir de forma itinerante: la energía eléctrica y el agua, pero hay otros elementos a tener en cuenta a medida que se va sofisticando el campismo y de los que hablaremos en artículos futuros.