Mantenimiento para autocaravanas en invierno

Para los que queréis hacer un parón durante la temporada invernal, os dejamos una serie de recomendaciones para que vuestra autocaravana sufra lo menos posible durante el invierno.

A pesar de que para muchos de vosotros la temporada invernal supone el inicio de la andadura a lo largo de los diferentes puntos del país donde podemos disfrutar de las distintas actividades que nos brinda la nieve ya sean esquiar, snowboard, trineo, caminatas de fondo o incluso disfrutar de un paseo con raquetas, para muchos otros la llegada del frió representa una parada técnica en la época más fresca del año haciendo que dejéis la autocaravana aparcada durante unos meses.

Si habéis decidido tomaros un descanso durante los meses de invernales, vamos a darte unas recomendaciones para que tu autocaravana descanse de la mejor forma posible, sin sufrir los inconvenientes del frió aprovechando nuestra experiencia.

Uno de los principales problemas a la hora de guardar nuestra mejor amiga es el tema del alojamiento, ella nos ha llevado a muchos sitios y una de las mejores maneras de agradecérselo es guardándola bajo techo, guardarla en un parking representa un desembolso anual bastante elevado, ya que de media anual de un garaje donde poder dejar la autocaravana no baja de los 720€, dinero que podremos invertir para otros viajes una vez que retomemos la actividad, si tenéis la posibilidad de guardarla en algún sitio es muy recomendable.

Si habéis decidido dejarla a la intemperie uno de los principales problemas que tenemos que tener en cuenta son las temperaturas, teniendo especialmente cuidado con la congelación del agua. Deberemos vaciar todos los depósitos  para que en caso de congelación no dañen tuberías, grifos o incluso la bomba del agua. Para ello nos podremos en un sitio autorizado para la descarga de aguas, vaciaremos todo el líquido del depósito de aguas limpias, si disponemos de válvula de descarga solamente tendremos que utilizarla (no os olvidéis del boiler), en el caso contrario tendremos que ir poco a poco sacándola con los grifos. Una vez hayamos vaciado todo el agua del depósito, lo mejor es dejar los grifos abiertos (con la bomba del agua desconectada) por si quedase algo. Vaciaremos también el depósito de aguas grises. No os olvidéis de limpiar bien el potti y dejarlo totalmente vaciado.

Durante este tiempo de parón, deberemos tener en cuenta la humedad interior. Es fácil de controlar, nosotros habitualmente dejamos un par de “bolas secas” que compramos en supermercados. Estos productos son muy útiles, ya que simplemente se compone de un recipiente con un producto que absorbe el exceso de humedad en el ambiente, depositándolo en un recipiente. Dejaremos los armarios entreabiertos para permitir que el aire circule. Si disponemos de válvula de drenaje hacia el exterior recomendamos dejarla abierta para facilitar la ventilación y que no se creen malos olores. Deberemos visitar habitualmente la autocaravana para comprobar su estado y así ver si es necesario vaciar el agua de los recipientes, así como ventilarla un poco. Recomendamos que cuando realicemos la visita, aprovechemos para encender la calefacción y los electrodomésticos para que no estén parados durante largos periodos de tiempo.

Lubricar las juntas de las puertas y las cerraduras ya sea con un producto tipo 3 en 1 o con un absorbente de humedad para evitar problemas de humedad.

Recomendamos hacer una limpieza general para que todo quede en las mejores condiciones y que no haya ningún resto de suciedad.

Una vez que tengamos todo listo será el momento de estacionar nuestro vehículo en un lugar adecuado. Deberemos comprobar que toda la instalación eléctrica está apagada en la centralita, es recomendable que desenbornemos la batería de la vivienda para aumentar su vida útil, también se les puede echar vaselina a los bornes para mejorar su conservación. Comprobaremos que el gas está cerrado, siendo recomendable desconectar la botella del circuito. Comprobaremos que el frigorífico está totalmente limpio, en muchos modelos hay la posibilidad de dejarlo un poco entreabierto para que no cree olores, si no disponemos del sistema, recomendamos dejarlo abierto.

 

Otro de los temas más importantes a cuidar en el invierno son nuestros zapatos. Los neumáticos son los que más sufren y son nuestro seguro de vida en la carretera. Durante largos periodos de tiempo soportan temperaturas frías y el mismo peso sobre el mismo punto, por ello si nuestra autocaravana duerme en un parking, lo mejor será taparlos y quitarle peso utilizando  patas estabilizadoras o caballetes, si por el contrario la dejamos en la calle, no podremos llevar a cabo esta acción, deberemos intentar mover el vehículo de vez en cuando para que los neumáticos no sufran tanto.

Tampoco tenemos que olvidarnos de la parte mecánica. Deberemos arrancar el motor si tenemos la posibilidad un par de veces al mes para que funcione. En el caso de que en el sistema de refrigeración tengamos agua deberíamos cambiarlo por anticongelante. Es recomendable disponer de un cortacorrientes para la batería del motor, si lo tenemos lo mejor es desconectar la batería.

Si disponéis de oscurecedores para la parte delantera de la cabina, es recomendable ponerlos.

Con todo esto esperamos que vuestra compañera de viaje pase en las mejores condiciones la temporada invernal, esperamos que os haya sido de mucha ayuda.

Recordad, si os ha gustado compartirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.